El regimiento de misiles costeros de la Flota del Mar Negro de la Armada de Rusia, ha destruido esta semana un ‘buque enemigo’ frente a las costas de la península de Crimea, informa el Ministerio de Defensa ruso.

Para llevar a cabo el ataque se empleó el sistema de misiles costero Utiós. En las imágenes divulgadas por el Ministerio, se pueden observar los preparativos de la maniobra militar y finalmente el disparo de un misil de crucero P-35. “Pocos minutos después de lanzarse el misil P-35, este impactó exitosamente contra un buque de un supuesto enemigo que flotaba en el mar a unos 170 kilómetros de distancia”, señala el comunicado.

Los sistemas de misiles antibuque Utiós están desplegados en las costas de la península de Crimea, a 500-600 metros sobre el nivel mar. Estos complejos están equipados con misiles de crucero P-35 que tienen capacidad de impactar blancos marítimos que se encuentran a 300 kilómetros.

El P-35 alcanza velocidades de hasta 2.000 kilómetros por hora y está dotado de una ojiva que pesa una tonelada. El sistema Utiós data de la era soviética, pero de todos modos es bastante fiable y su efectividad se incrementa considerablemente gracias a que interactúa con los modernos complejos Bastión y Bal, también en servicio de la Flota del Mar Negro.

 

Fuente: RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here